Kinésica, Proxémica y Paralingüística

El diálogo a continuación transcurre en la sala de un apartamento, los sujetos son; La Mujer, de 40 a 50 años de edad, su hijo (Agustín), de 19 años y su sobrino (El Niño), de 12 años. Los cuales se encuentran en la siguiente situación. La Mujer, que está sentada en un sofá junto a El Niño, sostiene una cámara digital. Agustín, en la cocina, justo al lado de la sala, prepara una merengada.

La Mujer prestó su cámara digital a Chavela (abuela de El Niño) para tomar algunas fotos en el evento de cierre de sexto grado. Al revisar la cámara, se encuentra con que hacen falta fotos, por eso lo interroga. Agustín, aunque ocupado, sigue atentamente la conversación e incluso participa.

Aunque la situación y los personajes, son reales, los nombres han sido cambiados a petición de los sujetos.

La Mujer: ¡Qué cagada! Ella no era así, no estaba así. ¿Quién se puso a mover esta cámara cuando Chavela la trajo de allá?

El Niño: ¿Ah?

La Mujer: ¿Quién la movió? ¡Diga la verdad!

El Niño: ¿De dónde?

La Mujer: ¿Pero dónde están las fotos que estaban ahí, las suyas conmigo en el Sambil, todas esas?

El Niño: ¡No! Eh…

La Mujer: ¡No están!

El Niño: Búsquela en otra carpeta…

La Mujer: ¿Cuál carpeta? Yo no sé buscar… Yo siempre las he buscado así.

Mire lo que sale… ¿Ve? Sale y que “imágenes tomadas, 15”

El Niño: ¡Ahí!, déle “ok”.

La Mujer: ¿A dónde “ok”?, ¿aquí? No, mire… mire, sale lo mismo ¿ve? ¡Algo le hizo usted!

El Niño: ¡No…!

La Mujer: Si ustedes le dieron aquí, y borraron aquí, la borraron. Si le dieron aquí, borraron las fotos. Y ahí había bastantes, las que nos tomamos aquí, bastantes suyas, para pasárselas. No entiendo lo que dice aquí, “ajustes de las imágenes que va a tomar”. ¿Usted tomó fotos aquí también, Agustín? ¿Aquí había fotos suyas?

Agustín: Yo no se.

La Mujer: Si es idiota usted también…

Agustín: ¿Por qué? No me acuerdo…

La Mujer: Uno habla con usted y parece un idiota, y que “no me acuerdo”. ¿Usted no me trajo la cámara ayer?

Agustín: Ah, Sí.

La Mujer: ¡Bueno, pero no están aquí! Que si usted las borró…

Agustín: No, yo no las borré, será que las borró El Niño.

La Mujer: Para nada les prestamos la cámara a ustedes, ¿vio?

Agustín: ¿Por qué, mami?

La Mujer: Yo de gafa, porque me dio lástima con él que “¡hay que tengo el último timbre!”

Agustín: No, que por qué no bajó las fotos.

La Mujer: ¿Quién?

Agustín: Usted.

La Mujer: ¿Sí? ¡Ay, sí! Mucho que yo sé bajarla, gafo, en la computadora.

Agustín: Me hubiera dicho que iba prestar la cámara, para bajarlas.

La Mujer: ¡Ay, idiota…! Yo fui para el último timbre de El Niño, pero él me engañó; dijo que empezaba a la una y media y era mentira, empezaba a las dos y media. ¿Para qué se iban a meter con eso? Lo que iban era a tomar fotos y mas nada…

Agustín: Pero si no saben cómo manejarla…

El Niño: Entonces fue mi abuela…

La Mujer: ¿Cómo va culpar a su abuela?

El Niño: Déle aquí.

La Mujer: No… eso es para sacar fotos…

El Niño: No… eso es para ver las fotos…

La Mujer: ¡Ah! O sea que usted la estaba esculcando. Sin yo estarme metiendo en eso, usted si se metió con esos botones… No hay que me terse con las fotos, yo le dije a Chavela, “nada más darle aquí y aquí”, si uno quiere sacar fotos, ahí nada más. Ya la cámara esa se dañó.

Agustín: (A El Niño) Y ahora vaya para allá abajo a decir que Chavela dañó la cámara, que borró las fotos, ya se dañó esa cámara y ya que… La culpa es del dueño.

La Mujer: (A El Niño) Sí, usted quédese callado, que más, que yo ya sé que no la voy a prestar más.

De esta conversación –como de cualquier otra- pueden hacerse varias lecturas. Y es que no se ha dicho todo sobre comunicación No-Verbal, no obstante sí puede hacerse un análisis de los aspectos kinésico, proxémico y paralingüístico en este contexto.

Intentando –porque en realidad es un intento-, aproximarme lo más posible a una descripción “fiel”, puedo destacar ciertas particularidades de la conversación.

En lo que se refiere a la posición de los sujetos en el espacio, “proxémica”, según el término de Edwad Hall, es imprescindible para este “análisis”, señalar que La Mujer, se encuentra casi acostada, a pesar de tener actitud de reclamo frente a El Niño, están sentados bastante cerca, en un sofá. Es lógico pensar en la afinidad (puesto que son familiares). No obstante, en los momentos más intensos del reclamo, se puede notar cierto distanciamiento de los dos (tanto La Mujer, como El Niño).

En este sentido, debe darse por entendido que Agustín está distanciado por las circunstancias, es decir, por necesidad, más que por “rechazo”. Se encuentra de pie y se desplaza por toda la cocina (acercándose a la salida, cerca de la sala, cada vez que interviene)

Los aspectos Kinésicos son abundantes en este diálogo, comenzaré por EL niño.

Es curioso que la gestualidad de El Niño tenga numerosos signos de rigidez.

En la parte superior del cuerpo; los brazos cruzados sólo se sueltan al decir frases como “déle ahí” y “eso es para ver las fotos”, es decir, cuando señala algún lugar de la cámara. En las piernas el movimiento es más bien constante; suben y bajan mientras los demás hablan.

Su rostro muestra unos ojos muy abiertos durante toda la conversación, la boca cerrada y los labios apretados (excepto cuando habla, claro está), fruncido el ceño (un kine) cuando se le interroga. Así, cuando dice “¡No!”, hace una especie de mueca que incluye el movimiento de los labios, las cejas y el ceño.

Al comienzo de la conversación, La Mujer tiene una expresión de extrañeza, luego evoluciona a lo que se puede denominar  rabia y por último se nota un relajamiento en los músculos de la cara que podría definirse como aceptación o “resignación”. Su cabeza se mueve de lado a lado al pronunciar negaciones como “No están”. Cuando interroga directamente a El Niño ladea su cabeza y lo mira fijamente a los ojos. Sus brazos están ocupados, pues sostiene la cámara con las dos manos, pero es posible verlos mover cuando dice “Yo fui para el último timbre de El Niño” y me parece importante explicar que, como el colegio donde El Niño estudia queda cerca del apartamento, es muy probable que al decir “fui”, haya querido señalar el colegio. Así mismo, cuando señala alguna función de la cámara.

La Mujer mantiene sus piernas en paralelo y relajadas (está casi acostada en el sofá).

Su rostro, por el contrario, tiene asaz actividad. Sus labios, por ejemplo, se aprietan a la vez que el movimiento de su cabeza indica negación. El ceño fruncido es recurrente, sobre todo al decir ¡Diga la verdad! Al final, su rostro se relaja, pero la boca permanece cerrada, los labios parecen un poco apretados todavía, distintos de cuando dice “Ay, idiota…”, que su boca se abre bastante.

Agustín, por su parte, mientras cocina, mantiene una gestualidad un tanto neutra, pero cuando se le interroga puede observarse una encogida de hombros que acompaña su respuesta. Sus labios se abren sólo al momento de probar la merengada mientras responde con una mueca despreocupada. Más bien Agustín tiene una gestualidad que indica distracción, aunque sigue perfectamente el diálogo.

En cuando a la para ligüística conviene apuntar que el niño utiliza una voz un tanto quebrada y con finales alargados (algo como “Noooo…”) además que es un volumen medio/alto propio de la confianza, sus respiración se nota un poco acelerada al defenderse.

La velocidad en que La Mujer habla es el elemento paralingüístico a destacar. Cuando está interrogando se nota una rapidez en la elaboración de las frases, en cambio al referirse a una función de la cámara, es mucho más pausada. Su voz es un poco quejumbrosa. Sube el tono en algunas frases, por ejemplo, cuando afirma “¡Ay, sí! Mucho que yo sé bajarla, gafo”.

De Agustin se puede decir que lo que más sobresale es su forma pausada de hablar. Da la impresión de no preocuparse por lo sucedido.

La comunicación No-Verbal es un tema de esos que no muchos se interesan. Sin embargo en una conversación tan “trivial” comoésta, puede verse lo importante que es este tipo de lenguaje y todo lo que se puede comunicar sin necesidad de contruir palábras fonética, sintactica y gramaticalmente.

About these ads

5 comentarios to “Kinésica, Proxémica y Paralingüística”

  1. Una grieta en el hielo (Raimon Colmenares) Says:

    Ya es algo instintivo la comprensión de esa información de caracter no verbal. Sin embargo el estudio de los signos proxémicos, paralinguísticos y kinésicos puede revelarnos muchos más sobre el estado psicológico de los sujetos en cada situación; como hiciste ver en este caso, que sobretodo refleja la incomodidad de esas personas durante la discusión. Buen análisis.

  2. Martín pérez Says:

    Fernando: La conversación que estudiaste, ha sido publicada muy acertadamente. noté cómo reflejaste la kinésica, proxémica y paralingùistica. Sobre ésta última me pareció que reconociste adecuademente sus elementos.
    Buen trabajo.

  3. indira11 Says:

    hola fernando…espero tes super…me gusto la cfonversacion muy interesante, entretenidad y natural….sobre el anàlisis fue muy completo, enmarcaste cada detalle de cada personaje y pude ver cuando lei nuevamente el dialogo, despues de leer tu anànalisis como se sentia cada sujeto en su expresiòn corporal…me gusto mucho y con lo del espacio si tiene que ver mucho con quien lleva el dominio de la conversaciòn…espero el viaje a caracas este todo super..cuidate besos

  4. francisyoanna Says:

    Hola Fer!!! Muy bueno tu análisis. Me pareció llamativa y hasta comida la conversación, en especial los momentos en que la mujer trata de “idiota” al niño por algo que no hizo, el cómo durante un momento de ira se pierde la razón. La forma en que describiste los aspectos Kinésicos, Proxémicos y Paralingüísticos son acertados con la plática que transcribiste.
    Éxitos

  5. Exelente trabajo fernando Javier, en verdad me parece que desarrolase bien tu trabajo y tu analisis fue bastante completo, !Ese niño en realidad tuvo que estar muy asustado! y le tuvo que costar cambiar su cara para tapar su preocupacion. ademas que describiste la posicion geografica de cada individuo de una manera muy detallada, y puede recrear el apartamento en mi imaginacion,, hasta luego

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: